La evolución de los teleféricos

La historia de los teleféricos

Breve historia de las instalaciones por cable

La historia de los teleféricos

Miles de años atrás:

Solucionar problemas de transporte con la ayuda de un cable es un sistema que se lleva usando desde hace miles de años. Los cables retorcidos o entrelazados con pieles de animales o filamentos vegetales se han utilizado para transportar personas y materiales desde la antigüedad. Encontramos ejemplos de teleféricos primitivos en China, Japón, Brasil, Nueva Zelanda e India. En Europa, los primeros teleféricos se construyeron en la Edad Media y se utilizaron para la construcción de fortificaciones y castillos.

 


Mediados del siglo XIX:

Los primeros teleféricos "modernos" se utilizaban para transportar personas y materiales. Inicialmente había un límite claro entre los sistemas para el transporte de personas estrictamente terrestres (funiculares), y aquellos para el transporte de materiales, que podían ser terrestres o aéreos (teleféricos). Los primeros teleféricos modernos para el transporte de personas eran medios de transporte locales intra-urbanos, los cuales, a partir de 1860, satisfacían las exigencias de movilidad en las áreas urbanas montañosas. El primer sistema de cable urbano fue construido en 1862 en Lyon, Francia, y consistió en convoyes de tres vagones que podían transportar hasta 324 personas. Es justamente durante el siglo 19 que se empezaron a utilizar los funiculares como vehículos de ocio. Uno de los ejemplos es el funicular construido en 1874 para Leopoldsberg, cerca de Viena.

A partir de 1900:

Desde 1907/1908 los conocimientos adquiridos en el campo de los sistemas aéreos para el transporte de materiales se utilizaron en la construcción de instalaciones modernas de transporte de personas. Un ejemplo es el teleférico de Colle en Bolzano (Italia) construido por LEITNER ropeways, el primer teleférico para transportar personas en Europa Central.

Por otro lado, el turismo de invierno requería instalaciones cada vez más eficientes y cómodas. En 1930, fue construido en Freiburg, Alemania, el primer telecabina grande, seguido por el primer telesquí en 1933 en Davos, Suiza, y el primer telesilla en 1935 en Sun Valley, EE.UU. En 1947 en Corvara fue construido, por LEITNER ropeways, el primer telesilla italiano.

 


En la actualidad:

El desarrollo iniciado en 1900 ha continuado hasta nuestros días. Los teleféricos son, hoy en día, medios de transporte funcionales, cómodos e innovadores principalmente utilizados para los deportes de invierno y el turismo. Gracias a sus características específicas, como la flexibilidad y la rentabilidad, las instalaciones están adquiriendo cada vez más importancia en el mundo del transporte urbano.

¿Lo sabía?
Descubra aquí cómo se construye un teleférico