GD8 Narikala

Admirando Tiflis desde lo alto
GD8 Narikala

Tiflis, capital de Georgia, ofrece muchos lugares de interés cultural. Gracias al telecabina de 8 plazas de LEITNER ropeways ahora se puede llegar más fácilmente a algunos de ellos, situados en el casco antiguo. La instalación en sí es ahora una de las atracciones de la ciudad: de hecho, está equipada con asientos de cuero real decorados con motivos históricos típicos de Tiflis y, gracias al suelo de cristal de la cabina, se pueden admirar durante el viaje rincones inusuales de la ciudad.

Asociación: Tram-Trollybusses Entreprise Ltd.
Lugar: Tbilisi
País: Georgia
Año: 2012
Tipo de teleférico: GD8
Longitud en m
508
Diferencia de altura
94
p/h
600
kW
100
Número de cabinas
7
Número de pilonas
3

Ahora Tiblisi de puede admirar también desde lo alto

El nuevo telecabina de LEITNER ropeways ayuda a mejorar la calidad de vida

La fortaleza medieval de Narikala, situada en una montaña por encima del casco antiguo de Tiblisi, es uno de los lugares favoritos, y más fotografiados, de la capital de Georgia.

Hasta hace poco para visitar la antigua fortaleza y la iglesia adyacente se tenía que tomar un largo paseo andando. Hoy en día esto ya no es necesario y los turistas y lugareños pueden llegar fácilmente a la famosa fortificación, gracias a la apertura del nuevo telecabina de 8 plazas, que tuvo lugar el 18 de junio.

El teleférico, una instalación mono cable de vaivén, es la fusión perfecta entre las exigencias turísticas y las necesidades de movilidad urbana.

Responsable del nuevo telecabina es el Fondo de Desarrollo de Tiflis, para el que trabaja el coordinador del proyecto, el arquitecto Manuchar Makhatadze: "Objetivos del fondo son la restauración de gran parte del centro histórico de Tbilisi, así como otros proyectos para mejorar la calidad de la vida de los habitantes. También tiene como objetivo aumentar el atractivo de la zona turística ". Por ahora, muchas partes de la ciudad se han restaurado y ya ha habido algunos proyectos interesantes.

 

Una experiencia sensorial inusual </ strong>

 

El nuevo telecabina Narikala es, en muchos aspectos, especial e innovador. Combina la idea básica de un vehículo para el transporte de personas con una experiencia sensorial emocionante: el suelo de la cabina está hecho de cristal y permite admirar desde lo alto el casco antiguo. Los asientos están tapizados en cuero real y están decorados con motivos históricos de Tiflis, que concuerdan bien con el destino del viaje. Una vez que llegan a la fortaleza, los visitantes pueden disfrutar del excitante panorama de la ciudad a sus pies y de sus jardines botánicos.

El nuevo telecabina es otro ejemplo de cómo las instalaciones por cables modernas logran combinar de manera eficiente las necesidades de transporte urbano con las necesidades del turismo, volviendo los lugares de interés de los alrededores más atractivos.

 

Más teleféricos, menos coches en las carreteras </ strong>

 

El arquitecto Manuchar Makhatadze ve bien la creación de más instalaciones de transporte por cable, para las cuales ya ha habido propuestas concretas. También se espera de revivir así una antigua tradición de la zona, que en el pasado poseía numerosas instalaciones de cables, hecho justificado por la topografía montañosa de la ciudad, cuyos desniveles entre los distintos distritos llegan a medir 700 metros. Hoy en día se espera que las nuevas instalaciones contribuyan eficazmente a la mejora de las condiciones del aire, reduciendo significativamente el número de taxis y de pequeños autobuses. En Makhatadze el Fondo de Desarrollo de Tiflis ha encontrado al hombre adecuado para la realización de los futuros proyectos: el mismo, de hecho, pasó su infancia en un pequeño pueblo de Georgia, donde han estado en funcionamiento hasta 45 funiculares.