"Tengo el privilegio de poder llegar con el funicular al centro de la ciudad"

Gregor Leitner, de Innsbruck (Austria), se desplaza diariamente en funicular al trabajo

El Hungerburgbahn: transporte público urbano

El Hungerburgbahn es un funicular de la ciudad austriaca de Innsbruck que conecta el casco antiguo con el distrito de Hungerburg. Desde allí, el teleférico de Nordkette continúa hasta el Hafelekar, a 2300 metros sobre el nivel del mar. El funicular parcialmente subterráneo va del edificio del Congreso hasta Hungerburg, con paradas en el Löwenbrücke y el Alpenzoo. Debido al cambio de altura, LEITNER ropeways desarrolló especialmente un dispositivo de inclinación automática para los dos vagones del funicular, que garantiza que los pasajeros puedan subir y bajar cómodamente en horizontal en todas las paradas. El Hungerburgbahn, construido en 2007, se ha convertido en una de las atracciones turísticas de Innsbruck. Además, es inconfundible el llamativo diseño de las estaciones y del puente Löwenbrücke, obra de la célebre arquitecta Zaha Hadid.  
Con el Hungerburgbahn, tanto turistas como residentes pueden llegar al terreno alpino desde el centro de la ciudad en solo 20 minutos. Sin embargo, para los habitantes del distrito de Hungerburg, situado a gran altura, el funicular es también un importante medio de transporte local para llegar a la ciudad de forma rápida y cómoda. En el cuarto vídeo de la serie «We move...»  Gregor Leitner, de Innsbruck, habla de cómo, gracias al funicular, puede llegar rápidamente a su trabajo en la ciudad.

Cita

Foto de retrato Gregor Leitner

«Tengo el privilegio de poder llegar con el funicular al centro de la ciudad, sin curvas, sin transbordos y en poco tiempo».
 

- Gregor Leitner, Innsbruck

Un viaje cómodo

Gregor Leitner

Para Gregor Leitner, de Innsbruck, el Hungerburgbahn ofrece muchas de las ventajas de un funicular turístico-urbano: durante el viaje, puede disfrutar de unas vistas únicas, el funicular garantiza tiempos de viaje uniformes y los pasajeros no tienen que hacer transbordo, por lo que el camino al trabajo es particularmente agradable.

Este funicular también es un medio de transporte práctico para los turistas. El Hungerburgbahn transporta a los visitantes del centro de la ciudad a la meseta de Innsbruck. Una vez allí, pueden tomar el teleférico de Nordkette o de Seegrube para llegar al Hafelekar, desde donde se puede acceder al parque natural Karwendel. El tiempo total de viaje desde la ciudad hasta la cumbre es de una media hora.

Comparte esta historia