Nuevas perspectivas para los habitantes de la comuna

Un teleférico instalado en Colombia mejora notablemente las condiciones de vida

Nuevo teleférico en la metrópoli colombiana de Cali

En la metrópoli colombiana de Cali, un nuevo teleférico de LEITNER ropeways conecta desde septiembre de 2015 el barrio de Siloé, uno de los suburbios más pobres de la ciudad, con la red de transporte público. A partir de ahora, este trayecto apenas durará nueve minutos, cuando antes se prolongaba durante unos tres cuartos de hora aproximadamente. Para los habitantes de este barrio, el teleférico facilita enormemente el acceso a empleos y escuelas, lo que se traduce en una mejora de sus condiciones de vida. Las deficientes infraestructuras del barrio y la diferencia de altitud con respecto a la ciudad planteaban hasta hace poco serios problemas, tanto de transporte como sociales. El Alcalde de Cali, Rodrigo Guerrero Velasco, se muestra satisfecho con el nuevo teleférico: “A veces hay colas de 100 personas en las estaciones. Pero la gente puede entrar inmediatamente en las cabinas y están muy contentos.” 

Están encantados con este rápido y útil medio de transporte. Siloé es un suburbio emplazado sobre unas colinas que cuenta con unas infraestructuras muy deficientes y que incluso carece de calles en algunas zonas. Gracias a la nueva telecabina "Miocable", sus 120 000 habitantes disfrutarán a partir de ahora de un acceso considerablemente mejor al centro de la ciudad. Este barrio, marcado por la pobreza y la violencia, se encontraba aislado de la ciudad debido a sus deficientes conexiones. Con el teleférico, el tiempo de trayecto hasta la estación central de autobuses, cercana a la estación de Cañaveralejo, se reduce en aproximadamente 35 minutos. Desde aquí se puede acceder directamente al sistema de transporte público de Cali, la tercera ciudad más grande de Colombia con cerca de dos millones de habitantes. Esto ha facilitado significativamente la salida de la favela Siloé y el acceso a los puestos de trabajo y centros de formación para los habitantes de este barrio pobre. Sobre todo los jóvenes podrán disfrutar de unas mejores perspectivas de futuro. La inversión de este proyecto ronda los 30 millones de euros, que provienen de fuentes públicas. El operador del teleférico es la empresa pública de transporte MIO.

Sobre todo en Latinoamérica, LEITNER ropeways ha instalado con pleno éxito una serie de teleféricos urbanos, entre ellos el Metrocable en la ciudad colombiana de Manizales, que ha sido una referencia importante para el proyecto de Cali. La nueva instalación de Siloé es el sexto teleférico urbano que instala la empresa en este país y sirve para subrayar su papel de precursora en este ámbito. Los teleféricos presentan muchas ventajas en el entorno urbano. Exigen poco espacio, salvan grandes diferencias de altitud sin problemas y pueden estar en funcionamiento con personal reducido. Utilizan un único sistema de accionamiento y no hay riesgo de colisión con otros vehículos. Pero, junto a estas ventajas técnicas, en Cali priman los aspectos sociales: la mejora a largo plazo de las condiciones de vida de las personas.

El teleférico de Cali tiene 2037 metros de longitud, salva una diferencia de altitud de 213 metros con sus 14 pilonas y conecta Siloé con la estación de autobuses. Entre la estación de autobuses y la estación terminal de Brisas de Mayo en Siloé existen otras dos estaciones intermedias: Tierra Blanca y Lleras Camargo. Dado que el teleférico circula de manera ininterrumpida, es decir, que una cabina sigue a otra continuamente, los tiempos de espera de los pasajeros son prácticamente inexistentes. El accionamiento y la cochera de los vehículos se encuentran en la estación inferior, junto a la estación de autobuses. En la primera fase, el teleférico alcanzará una capacidad de 2000 personas por hora con 60 cabinas de 10 plazas cada una. En la segunda fase, se añadirán otras 30 cabinas, lo que significa que la capacidad de transporte por hora aumentará hasta las 3000 personas.