Nueva vida para el histórico funicular de Barcelona

LEITNER COMIENZA EL REACONDICIONAMIENTO DEL FUNICULAR DEL TIBIDABO

Un evento pionero

Un evento pionero ocurrió en la capital catalana hace unos 120 años, cuando el funicular del Tibidabo abrió en Barcelona un local de montaña en 1901, estableciendo así un medio de transporte moderno con el popular mirador de la cumbre del Tibidabo, donde además se encuentra un parque de diversiones. Ahora, como parte de un amplio proyecto de revitalización, este histórico funicular, el cuál es particularmente popular entre los turistas, se someterá a una amplia modernización en el 2019. Al hacer de la instalación en sí una atracción, Leitner ropeways dotará al proyecto de un aspecto completamente nuevo.
La visión del parque de diversiones del fundador Salvador Andreu se convertirá en la inversión del siglo. La popularidad de esta atracción continúa siendo fuerte hoy día. Para marcar el comienzo de una nueva era, solo un se necesita una actualización tecnológica. Originalmente, se utilizaban cabinas de madera para el trayecto hasta la cima del Tibidabo a 512 metros.

 

Cuca de Llum

En las pasadas décadas, varias actualizaciones se han llevado a cabo, la última de las cuáles tuvo lugar en 2008. En el año siguiente, un nuevo capítulo completo empezará como parte de un programa integral de revitalización. Incluso el funicular mismo, se llamará “Cuca de la Llum” (luciérnaga), como parte del plan para integrar el teleférico en el parque de diversiones existente, como una atracción moderna. Además de las actualizaciones en comodidad y seguridad, el proyecto se centrará naturalmente en la mejora de la experiencia de los invitados durante el trayecto en el funicular.  
Al cambiar a lo último en la tecnología para teleféricos, Teleféricos LEITNER ha conseguido crear la primera experiencia que los invitados disfrutarán en su camino hacia el parque de diversiones. Teleféricos LEITNER es el responsable de la modernización del sistema de control del funicular, la entrega de dos carruajes, y la instalación de poleas, pistas, del equipo para la estación, y de las puertas automáticas de plataforma. La introducción de un nuevo sistema de seguridad garantiza el cumplimiento con las actuales regulaciones con respecto al transporte por teleférico y funicular. Las características adicionales de seguridad incluyen el uso de pruebas de fuego, la mejora del sistema de obertura y cerrado de puertas, y la instalación de video vigilancia e iluminación de seguridad. En términos de rendimiento, el nuevo teleférico proporcionará significativamente más “acción”: la velocidad de viaje del funicular aumentará de 4 a 10 metros por segundo y su capacidad de transporte se incrementará de 120 a 252 personas por jornada.

Vistas panorámicas, información interactiva, e iluminación futurística

Al lado de la instalación de numerosos nuevos sistemas técnicos y de equipo, el proyecto se está focalizando en el diseño de aspectos que creará más espacio en los carruajes y ofrecerá mayor confort y una mejor vista panorámica. Además de una notable reducción en ruido y vibración, sistemas de aire acondicionado, acceso sin barreras y asientos diseñados ergonómicamente, contribuyen a que el trayecto con el funicular sea más relajado. Los mencionados asientos, son semitransparentes, y por ello producen el efecto de hacer que el espacio de la cabina parezca más amplio. Además, el material robusto y la facilidad de cuidado aseguran una impresión atractiva que durará muchos años.

El funicular continuará causando impresión en la noche, especialmente después de la instalación de un sistema de iluminación exterior distintivo. El interior será también particularmente innovador, a medida que las cabinas sean equipadas con tabletas de ordenador que ofrecerán a los pasajeros entretenimiento e información sobre la historia del parque y del desarrollo de teleférico funicular.
Teleféricos LEITNER implementará el proyecto mediante su filial ibérica “Teleféricos y nieve” y en cooperación con la firma arquitectónica Barcelonesa, “MIAS Architects” en el verano del 2020.